¿Como conservar el pan?

¿Como conservar el pan?

Llega la Navidad y siempre compramos más comida de la que consumimos. Os dejamos unos consejos sobre cómo conservar el pan para no desperdiciar ni una miga.

El pan es un alimento que desde su horneado comienza a envejecer, es decir, comienza a perder humedad, se seca. Al perder humedad, pierde también sus aspectos sensoriales, el aroma, el sabor, la miga se seca…  Este proceso tiene una fácil explicación y esta es que la humedad retenida por el almidón en el horneado, lo que se denomina la gelatinización, abandona el almidón. Es la denominada retrogradación. El pan puede acelerar o retardar este proceso de envejecimiento en función de diferentes variables o condicionantes. Los panes grandes tardan más en envejecer que los panecillos, por ejemplo. En las zonas interiores de España se seca antes el pan, mientras en las zonas costeras donde hay una elevada humedad ambiente y por efecto de la osmosis, penetra la humedad ambiente en la corteza, volviéndola gomosa. Se pierde la crocantez de la corteza y su agradable sabor. Un aspecto fundamental son los ingredientes y el proceso de elaboración del pan. Panes de alta hidratación, es decir, panes elaborados con masas blandas, tienen una vida más prolongada. Los panes elaborados en procesos lentos, en largas fermentaciones, envejecen mucho más lentamente.  Por ello solemos decir que los panes de pueblo tienen una larga vida ya que reúnen las principales características comentadas: son grandes, tienen masas hidratadas y han sido elaborados con largas fermentaciones y mucho tiempo.

¿Cómo podemos conservar el pan en casa? ¿Qué podemos hacer para tener un pan rico y crujiente en casa? Podemos tomar diferentes medidas que nos pueden a ayudar:

  1. Elegir panes grandes, panes elaborados en procesos lentos, con masa madre y sin aditivos. Los panes Slow Baking de Panishop son perfectos, p.ej. el Pan de Espelta, el Pan Sarraceno, el Pan Tritordeum o el Celta.
  2. Estos panes tienen una vida útil de 2 a 3 días. Si los vamos a consumir en 2 días, es recomendable tenerlos  en una cesta propia, envueltos y bien tapados con un trapo limpio de cocina. Nunca dentro de una bolsa de plástico, dado que no respiran y la humedad de la miga se quedaría en la corteza, reblandeciéndose esta y perdiendo el pan su crocantez.
  3. Si vamos a tener el pan más tiempo en casa entonces podemos dividirlo en porciones y congelar la parte del pan, o los panes que consumiremos posteriormente. Es primordial que en el momento de ponerlo en el congelador, lo hagamos con pan recién hecho. El estado en el que lo congelemos es el que tendremos después. Lo podremos recuperar  perfectamente en el horno de casa, a 90ºC durante 15 a 20min. El pan queda como recién horneado. La razón es muy sencilla, volvemos a gelatinizar el almidón y vuelve a estar tierno y la corteza crujiente.

 

Siguiendo estas sencillas indicaciones tendremos siempre un pan recién hecho y exquisito.

Buen provecho

No hay Comentarios

Escribe un comentario