San Valentín y el amor prohibido

San Valentín y el amor prohibido

Se acerca el día de San Valentín, un momento muy especial para los enamorados. Los comercios se inundan de corazones y los enamorados recorren las tiendas para encontrar el mejor regalo. La gastronomía también toma relevancia ya que la gente acude a restaurantes o prepara en su casa una velada inolvidable.

San Valentín fue un defensor del amor. Durante el reino de Claudio III todos los hombres debían ser soldados y estaba prohibido que se casaran porque el emperador creían que era un impedimento para que acudieran a la guerra. Valentín, que era sacerdote, consideraba que este decreto no era justo y por ello decidió casar en secreto a parejas jóvenes. Cuando Claudio se enteró, lo encarceló y lo condenó a muerte. Durante el tiempo que estuvo encarcelado, dice la leyenda que dejó una carta de despedida a la hija del carcelero, de quien se había enamorado. San Valentín fue ejecutado el 14 de febrero del año 270 D.C.

En el año 496 D.C., el Papa Gelasio decidió establecer el 14 de febrero como día de los enamorados en honor a San Valentín. El objetivo de crear esta festividad era eliminar la fiesta pagana de las Lupercales, que se celebraba desde la Antigua Roma cada 15 de febrero en honor a la fertilidad. El día de San Valentín se fue popularizando y fue adoptando distintas modalidades en cada país pero todas con un denominador común, el color rojo y los corazones.

Para que celebréis este día, Panishop lanza una tarta con forma de corazón elaborada con mousse de fresa y plátano.

No hay Comentarios

Escribe un comentario