¿Sabías qué?…

Los panes de masa madre de cultivo son más saciantes.

¿Sabías qué?…

Los panes elaborados con masa madre de cultivo tienen un menor índice glucémico en comparación con los panes elaborados solo con levadura panadera. El pan está compuesto principalmente por carbohidratos, más concretamente almidón.

Cuando se consume pan, el almidón se digiere más o menos rápido produciendo un pico de glucosa en sangre y aumentando los niveles de insulina. En un alimento con el índice glucémico alto, el almidón se digiere muy rápido con el consiguiente aumento de la glicemia que provoca, a continuación, un descenso rápido de la glucosa en sangre y la sensación de apetito. Si, por el contrario, consumimos un alimento con menor índice glucémico, como el pan de masa madre de cultivo, el almidón se digiere más lentamente, la liberación de insulina es más gradual y, por lo tanto, el descenso de la glucemia es más lento retrasando el momento de sensación de apetito. Además de la fermentación con masa madre de cultivo, los panes elaborados con harinas integrales, semillas o fibras también ayudan a reducir el índice glucémico.

El índice glucémico más bajo no solo tiene un efecto positivo sobre la saciedad, sino que puede ayudar a controlar mejor los niveles de azúcar en sangre, la ingesta de alimentos e incluso a regular nuestro colesterol.

No hay comentarios

Escribe un Comentario

X